Hola a todos !!

Si tuviéramos que destacar algo verdaderamente especial de nuestro trabajo, hablaríamos de las parejas tan especiales que tenemos el placer de conocer.

Esther y Thibault son un claro ejemplo de ello. Una pareja maravillosa, de esas que te meterías todos los domingos en casa a comer la paella con la familia.

Esther una dulzura valenciana y Thibault un caballero belga donde los haya !!

Sus familias, lo mas de lo mas…

Ya desde la primera reunión intuí que sería un proceso de organización fácil y sencillo, como ellos.

Buscaban algo diferente, algo que reflejara su personalidad, sus gustos y los libros eran sin duda algo muy especial para ambos.

A partir de ahí todo giró en torno a la temática de la lectura.Los libros fueron protagonistas de todo. Estaban en los centros de mesa y en muchos detalles especiales de la boda. Para el listado de mesas que mejor que hacer una ficha de biblioteca para cada invitado donde cada uno debía buscar su mesa según el libro que “tomo prestado” la última vez. Puesto en orden alfabético para agilizar el acceso a la carpa de los invitados. Además todo se redactó en los dos idiomas de los novios, español y francés. Desde los misales hasta los carteles con las indicaciones.

Un rincón con fotos de boda antiguas de los abuelos, un saco con postales y una mesa solidaria con las naricillas de la fundación solidaria Fundación Theodora remataron el conjunto. Para los detalles, tonos melocotón y verde, utilizados en las invitaciones de craft y en las botellitas con flores.

Una boda muy especial en la que las costumbres belgas y valencianas se fundieron a la perfección. En una boda de diferentes nacionalidades siempre hay que tener en cuenta sus costumbres y protocolo y saber coordinar bien cada momento. En cada país el protocolo es distinto y en unos se lleva mas a raja tabla que en otros como el nuestro. A pesar de ser pleno mes de julio los testigos del novio que iban vestidos iguales y en tonos verdes como la boda no se quitaron la chaqueta hasta que el novio lo hizo, mas tarde los familiares y amigos leyeron textos dedicados a los novios, en dos idiomas también . Una costumbre muy arraigada en otros países que es realmente emotiva pero que hay que saber encajar bien en el servicio de catering para que la sobremesa no se demore demasiado. Un sinfín de cosas que hay que tener en cuenta en la organización pero que bien llevadas hacen que sea una boda muuuuuy especial. No siento vergüenza al decir que yo misma derramé  más de una lagrimilla ante tanta demostración de amor y cariño. Mas tarde llegaron los bailes tradicionales belgas, los pasodobles, los mojitos y  un divertido photobooth con muchas risas. Soy una chica afortunada por poder compartir estos momentos con vosotros. ; )

 

Las deliciosas imágenes de Lovelydays http://www.lovelydays.es os contarán el resto

Gracias por visitarnos !!

sesion-pareja-jardines-monforte-valencia-12

sesion-pareja-jardines-monforte-valencia-14

sesion-pareja-jardines-monforte-valencia-11

E+T 014

fotografo-boda-moli-canyisset-096

fotografo-boda-moli-canyisset-099

E+T 034

fotografo-boda-moli-canyisset-102

fotografo-boda-moli-canyisset-103

fotografo-boda-moli-canyisset-109

fotografo-boda-moli-canyisset-113 fotografo-boda-moli-canyisset-112 fotografo-boda-moli-canyisset-117fotografo-boda-moli-canyisset-123photobooth-photocall-boda-04photobooth-photocall-boda-12photobooth-photocall-boda-01E+T 008

Leave a Reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *